Warning: include(language/lang-spanish.php) [function.include]: failed to open stream: Permission denied in /home/geodental/data/www/geodental.net/mainfile.php on line 177

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'language/lang-spanish.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/share/pear') in /home/geodental/data/www/geodental.net/mainfile.php on line 177
Geodental - Caninos retenidos (I)
_WELCOMETO Geodental
 
Contenido Científico
Especialidades
Bioética
Cirugía Bucal
Conservadora
Cuidados Especiales
Endodoncia
Estética
Gerodontología
Higiene Bucodental
Implantología
Legal y Forense
Materiales
Marketing y Gestión
Maxilofacial
Medicina Bucal
Oclusión y ATM
Odontopediatría
Ortodoncia
Periodoncia
Preventiva y Social
Prótesis
Radiología
Técnica Protésica
Publicaciones
Agenda
Nuestro Sector
Institucional
Recursos
Foros y Listas
Debate profesional
Opiniones

Listas de correo
Foro privado AIIP
Campus GOUM
Tablón de anuncios
Comprar
Vender
Contactos
Traspasos
Bolsa de trabajo
Busca trabajo de...
Ofrece trabajo de...
Ayuda
Soporte
Manual de usuario
 Inicio    •    Librería    •    Top    •    Autores    •    Instrucciones para publicar    •    Registrarse
Identificarse  
GEOBUSCADOR  
0
 

 
 
Ir a versión para imprimir Recomendar este artículo a un conocido Valorar el artículo Opinar sobre el artículo


Caninos retenidos (I)
 
Se presenta la primera parte de un artículo, cedido por el CEOB, en el que se lleva a cabo un minucioso estudio de los caninos retenidos, que pasa por estudiar su etiología, su clínica, su diagnóstico, su tratamiento, etc. 


Retención de caninos
 
La retención de caninos es un factor que puede afectar el tratamiento ortodóntico, ya que implica tener consideraciones mecánicas, quirúrgicas, periodontales, protésicas y estéticas especiales durante el tratamiento, lo que puede aumentar el tiempo de éste y comprometer su resultado final (12). Se estima que la retención canina ocurre en una de cada mil personas (6).

Los caninos generalmente son los últimos dientes en erupcionar dentro de las arcadas dentarias, y es importante tratar de llevarlos dentro del arco dentario debido a las siguientes razones: función, estética y contactos interproximales (6).

La retención de los caninos generalmente se detecta después de los 13 años de edad, y requiere tratamiento ortodóntico; los caninos retenidos por palatino raramente erupcionan espontáneamente, en cambio, los caninos retenidos vestibularmente algunas veces llegan a erupcionar espontáneamente, pero es imposible saber cuándo lo harán (6).

Los caninos superiores son, después de los terceros molares, los dientes que con mayor frecuencia muestran problemas de erupción. Ello se debe a una combinación de falta de espacio en la arcada con la erupción tardía de dichos dientes en relación con los vecinos. 

El manejo ortodóntico de caninos superiores impactados puede ser muy complejo y requiere de un cuidadoso y bien planeado abordaje interdisciplinario (11).

 
Etiología de los caninos retenidos
 
Las causas de retención de caninos pueden clasificarse en generales y locales.

Causas generales

Los factores generales incluyen (6):

 
Deficiencias endocrinas.
Enfermedades febriles.
Irradiación.
Deficiencias de vitamina E.
 
Causas locales

Las causas locales más comunes para la retención de caninos son el resultado de uno o varios de los siguientes factores (6):
 
Discrepancias de tamaño dental y longitud del arco.
Retención prolongada o pérdida prematura del canino primario.
Aberración en la formación de la lámina dental.
Posición anormal del germen dental.
Presencia de una hendidura alveolar.
Anquilosis.
Problemas nasorrespiratorios.
Patologías localizadas, como quistes, neoplasias, odontomas, supernumerarios...
Dilaceración de la raíz.
Origen iatrogénico.
Condición idiopática, sin causa aparente.
Ausencia del incisivo lateral maxilar.
Variación en el tamaño de la raíz del diente.
Variación en el tiempo de formación radicular.
Secuencia de erupción anormal.
Trauma del germen dental.
Exceso de espacio.
Cantidad de reabsorción de la raíz del diente primario.
Forma de arco estrecha.
Herencia.
 
Localización de los caninos retenidos
 
Los caninos ectópicos se localizan el 60% en paladar, el 30% en vestíbulo y el 10% en posición intermedia. Otras posiciones anómalas o heterotópicas incluyen el seno maxilar o las fosas nasales. 

En un 40-50% de los casos, la condición es bilateral y asimétrica (1).
 
Clínica de los caninos retenidos
 
La inclusión del canino no tratado puede acompañarse de las complicaciones que se apuntan a continuación.

Problemas mecánicos

Las versiones y rotaciones de los dientes vecinos con o sin rizólisis pueden ser una posible manifestación clínica.

Problemas nerviosos

Los dolores faciales localizados o irradiados a distancia (1) pueden aparecer en los pacientes con este cuadro.

Los defensores de la teoría de enfermedad focal también atribuyen a la inclusión del canino problemas neurovegetativos, como las alopecias y los lagrimeos.

Problemas quístico-tumorales

Pueden aparecer quistes foliculares y/o ameloblastomas (1).

Los quistes dentígeros pueden generar problemas en la tracción de los dientes dentro de la arcada. Los dos principales métodos de tratamiento de los quistes dentígeros son la cirugía y la marsupialización (fenestración). El tipo de cirugía va a depender del lugar de impactación del canino (vestibular o palatal).

Si el canino retenido se encuentra en la zona vestibular, hay que considerar primero la ubicación de la encía adherida y, en dirección apical, realizar un colgajo y quizá una osteotomía, para posteriormente traccionarlo (4).

 
 

Figura 1

 
 

Figura 2

 
Si el diente está impactado por palatino con localización supraósea y puede palparse, se recomienda una ventana gingival quirúrgica.
 
 

Figura 3

 
Si la localización del canino es infraósea o no es palpable, la tracción quirúrgica puede aplicarse después de la creación de un colgajo y formación de una ventana quirúrgica (13). En cualquier caso, cuando se realiza una osteotomía, es importante no alterar el cemento radicular, para evitar el riesgo de anquilosis (4).

Los ortodoncistas deben considerar también como parte de su diagnóstico diferencial al granuloma central de células gigantes. Aunque es relativamente infrecuente, es una causa importante de desplazamiento de caninos. Aunque es un potencial inherente de desplazamiento dental, si es posible, deberá mejorarse la posición de canino después de la cirugía (5).

 
 

Figura 4

 
El tratamiento ortodóntico deberá iniciarse antes de que se forme la osificación de la herida. El éxito del tratamiento va a depender de una buena regeneración de hueso (5).

Problemas infecciosos

En aquellos casos de semierupción de la corona del canino, puede aparecer una pericoronaritis que, en caso de no tratarse, puede extenderse a estructuras vecinas (1).

 
 

Figura 5

 
Radiología de los caninos retenidos
 
Debe valorarse la posición del canino en relación con los tres ejes del espacio, su relación con los ápices de los dientes vecinos y las estructuras anatómicas circundantes. Para ello, debe recurrirse a la radiografía panorámica, radiografía oclusal y radiografía de perfil de cráneo (1).
 
 

Figura 6

 
Si las proyecciones anteriores no permiten localizar la posición del canino, la práctica de tres radiografías periapicales permite llegar a un diagnóstico fiable. 

Al hacerlas en sentido mesiodistal, en caso de que el canino esté en una posición vestibular, éste parece desplazarse hacia delante en relación con el resto del grupo anterior; si el canino está por palatino, el canino parece desplazarse al sector molar (1).
 
Clasificación de los caninos retenidos
 
La clasificación más práctica es la del Dr. Trujillo, que explica su localización exacta en cuanto a su posición (dirección), estado radicular y presentación (6).

Posición

Describe la posición de la corona del órgano dentario retenido con relación a los tercios radiculares cervical, medio y apical de los dientes adyacentes, estableciendo 5 mm para cada tercio radicular (6).

Posición I

Cuando la corona se encuentra a nivel del tercio cervical de la raíz de los adyacentes y en el espacio comprendido de la cresta alveolar hasta 5 mm de ésta, equivalente al tercio cervical (6).

Posición II

Cuando la corona se encuentra a nivel del tercio medio de las raíces de los dientes adyacentes y en el espacio comprendido entre 5 y 10 mm de la cresta alveolar de los maxilares, equivalente al tercio medio (6).

Posición III

Cuando la corona se encuentra a nivel del tercio apical de las raíces de los dientes y en el espacio existente a partir de 10 mm de la cresta alveolar de los maxilares (6).

Estado radicular

Describe la morfología radicular. Por ejemplo, raíz recta con dilaceración, raíz curva, raíz incompleta en su formación con hipercementosis, etc. (6).

Presentación

Describe la ubicación de la corona según se encuentre dentro de los maxilares. Por ejemplo, vestibular, palatino o lingual, central (6).

 
Importancia de los caninos retenidos
 
Los caninos son los últimos en erupcionar dentro de las arcadas dentarias y es importante llevarlos dentro del arco dentario debido a las siguientes razones: función, estética y contactos interproximales.

Función

El canino proporciona la guía para las desoclusiones laterales y así protege para los demás grupos de dientes en las excursiones de trabajo y balance.

Estética

Su correcta posición proporciona un adecuado contorno a la musculatura facial.

Contactos Interproximales

Una buena posición es importante para dar contactos interproximales entre los primeros premolares y los laterales, y, de esta manera, dar protección al periodonto (13).

 
Secuelas de la retención de caninos
 
Algunas de las secuelas de los caninos retenidos son (6):
 
Malposición lingual o labial del diente retenido.
Migración del diente vecino y pérdida de longitud del arco.
Reabsorción interna.
Formación dentígera interna.
Reabsorción radicular externa del canino retenido, así como de los dientes vecinos.
Infección con erupción parcial.
 
Otra secuela es la reabsorción por tratamiento de ortodoncia. Linge (1991) apunta que la corrección ortodóntica de los caninos retenidos con erupción ectópica es un factor de riesgo para producir reabsorción apical de los dientes anteriores; la función del sistema de anclaje para ejercer fuerzas extrusivas implica fuerzas intrusivas a los incisivos y fuerzas de compresión al ligamento (6). 

La presión de los dientes permanentes en erupción es un factor importante en la reabsorción radicular.


18 de enero de 2005

Dra. Adriana Guzmán Rojas
Residente de la Especialidad en Ortodoncia del CEOB)
agr760201@hotmail.com

Dra. Adriana Santiesteban Montoya
Residente de la Especialidad en Ortodoncia del CEOB
sama791125@hotmail.com

Dr. Esequiel Eduardo Rodríguez Yáñez
Coordinador del CEOB
Ortodoncista
erodrigz@hotmail.com

Dr. Rogelio Casasa Araujo
Director del CEOB
Ortodoncista

 

Centro de Estudios de Ortodoncia del Bajío

 
1. Raspal G. Cirugía maxilofacial. 1.ª ed. Editorial Médica Panamericana, 1997.

2. Laino A, Cacciafesta V, Martina R. Treatment of tooth impaction and transposition with a segmented-arch technique. JCO 2001; 2.

3. Nordenval KJ. Glass ionomer cement dressing for surgically exposed impacted teeth. JCO 1999.

4. Moro A, Puente Martín JM. Surgical-orthodontic treatment of an impacted canine with a dentigerous cyst. JCO 2001.

5. Leonard TJ, McNamara C, McNamara CM. Management of an unerupted canine associated with a central giant cell granuloma. JCO 2003.

6. Ugalde FJ, González Rolando. Revista ADM 1999; 2:49-58.

7. Méndez Martínez A, Perera Lezama R. Revista Dentista Paciente 2001; 6.

8. Rodríguez Yáñez EE, Casasa Araujo R. Ortodoncia contemporánea: diagnóstico y tratamiento. Editorial Amolda, 2005.

9. Alvarez Quirós OJ. Ortodoncia: nueva generación. 1.ª ed. Editorial Actualidades Médico Odontológicas Latinoamérica.

10. Samuels RHA, Rudge SJ. Two-archwire technique for alignment of impacted teeth. JCO 1997; 3.

11. Sinha Pramod K, Nanda Ram S. Abordaje de caninos superiores impactados utilizando un anclaje mandibular. AJO-DO 2000; 5(3).

12. Pramod Sinha, Ram Nanda. AJO-DO 2000; 5(3):21-25.

13. Fisher, Ziecler, Lunberg. JCO 2000; XXXIV(11):647-650.

14. Patel S. Cacciafesta, Bosch. JCO 1999; 82-85.

15. Crescini, Clauser, Giorgetti, Cortellini. AJO-DO 1994; 61-72.


Autor de este artículo: Dr. Esequiel Eduardo Rodríguez Yáñez

Certificado de publicación - Ver ficha personal del autor

Arriba

Ir a versión para imprimir Recomendar este artículo a un conocido Valorar el artículo Opinar sobre el artículo


 Estado del visitante
 Ahora se encuentra
sin identificar


 · Si aún no se registró,
    REGÍSTRESE AQUÍ

 · Si ya lo está y
  dispone de claves,    IDENTIFÍQUESE AQUÍ

 · Si olvidó sus claves,
    RECUÉRDELAS AQUÍ
 
 Información del portal

 Artículos y casos: 1110
 Autores: 199

 Visitantes: 18
 Anónimos: 18
 Registrados: 0


| Aviso legal | Registrarse o cambiar datos | Limitación de responsabilidad |
| Acerca de Geodental | Normas de publicación | Comité editorial | Añadir enlace |
| Recursos en su web | Tarifas | Notas de prensa | Ayuda | Modalidades de usuario |

Geodental Punto Comunicación S.L.
ISSN: 1697-3194

_PAGEGENERATION 0.207 _SECONDS