Warning: include(language/lang-spanish.php) [function.include]: failed to open stream: Permission denied in /home/geodental/data/www/geodental.net/mainfile.php on line 177

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'language/lang-spanish.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/share/pear') in /home/geodental/data/www/geodental.net/mainfile.php on line 177
Geodental - Características de las maloclusiones clase II
_WELCOMETO Geodental
 
Contenido Científico
Especialidades
Bioética
Cirugía Bucal
Conservadora
Cuidados Especiales
Endodoncia
Estética
Gerodontología
Higiene Bucodental
Implantología
Legal y Forense
Materiales
Marketing y Gestión
Maxilofacial
Medicina Bucal
Oclusión y ATM
Odontopediatría
Ortodoncia
Periodoncia
Preventiva y Social
Prótesis
Radiología
Técnica Protésica
Publicaciones
Agenda
Nuestro Sector
Institucional
Recursos
Foros y Listas
Debate profesional
Opiniones

Listas de correo
Foro privado AIIP
Campus GOUM
Tablón de anuncios
Comprar
Vender
Contactos
Traspasos
Bolsa de trabajo
Busca trabajo de...
Ofrece trabajo de...
Ayuda
Soporte
Manual de usuario
 Inicio    •    Librería    •    Top    •    Autores    •    Instrucciones para publicar    •    Registrarse
Identificarse  
GEOBUSCADOR  
0
 

 
 
Ir a versión para imprimir Recomendar este artículo a un conocido Valorar el artículo Opinar sobre el artículo


Características de las maloclusiones clase II
 
Desde el CEOB, nos llega este artículo donde se repasan las características dentales, faciales, esqueletales y cefalométricas de la maloclusión clase II, además de apuntarse cuál es la estrategia terapéutica recomendada.


Introducción
 
La maloclusión clase II es la desarmonía dentoesqueletal más frecuente en la población de raza blanca. También llamada distoclusión, puede ser resultado de una mandíbula retrógnata, de un maxilar prógnata o una combinación de ambos.

Según la clasificación de Angle, esta maloclusión aparece cuando la cúspide mesiovestibular del primer molar superior permanente ocluye por delante del surco vestibular del primer molar inferior permanente (fig. 1).
 
 

Figura 1

 
Esta maloclusión a su vez presenta dos subdivisiones:
 
Clase II subdivisión 1.
Clase II subdivisión 2.
 
Características dentales de la clase II subdivisión 1
 
Resalte incisivo excesivo (fig. 2).
Mordida anterior profunda (fig. 2).
Curva de Spee acentuada.
Desgaste de los incisivos.
Proclinación dental superior e inferior.
Arcos estrechos y con apiñamiento.
 
 

Figura 2

 
Características dentales de la clase II subdivisión 2
 
Distoclusión con retrognatismo mandibular.
Retroinclinación de los incisivos centrales superiores (fig. 3).
Proclinación de los laterales superiores (fig. 3).
Mordida profunda (fig. 3).
Exagerada curva de Spee.
Arco mandibular presenta poco o nada de apiñamiento.
No existen problemas en la musculatura.
Alteraciones en la articulación temporomandibular.
 
 

Figura 3

 
También se observa que, durante la deglución, la actividad de los músculos del mentón y del buccinador son completamente anormales, lo que tiende a acentuar el estrechamiento de la arcada superior, la protrusión, la inclinación labial y el incremento de la distancia interincisiva.

También se encuentra una función muscular anormal de la lengua, ya que en vez de que sirva como férula estabilizadora se convierte en una fuerza deformante.
 
Características faciales de la clase II subdivisión 1
 
Por lo general, por la posición retrógnata de la mandíbula, estos pacientes presentan un perfil convexo (fig. 4).
 
 

Figura 4

 
Musculatura anormal:
 
Labio superior hipotónico.
Labio inferior hipertónico y evertido (fig. 5).
 
 

Figura 5

 
Mentón hipertónico (fig. 6).
 
 

Figura 6

 
Tercio inferior aumentado (fig. 7).
 
 

Figura 7

 
Ángulo nasolabial abierto (v. fig. 4).
Ángulo mentolabial abierto (v. fig. 4).
Depresión de la región malar (v. fig. 4).
 
Características faciales de la clase II subdivisión 2
 
El esqueleto facial suele no ser tan notablemente retrognático como en la clase II subdivisión 1. 

El potencial de crecimiento de la mandíbula es favorable y no se presentan problemas en la musculatura, excepto por la disminución de la dimensión vertical en los tejidos blandos.

Debido a que existe un patrón de crecimiento favorable, la maloclusión clase II subdivisión 2 tiene un pronóstico bueno si se trata en etapa temprana, ya que al ir aumentando la edad el pronóstico empeora, debido al problema de sobremordida vertical profunda y síndrome de la articulación temporomandibular asociado a cierre excesivo de la mandíbula.

 
Características esqueletales y cefalométricas de la clase II
 
Esta distoclusión puede ir acompañada de un colapso del maxilar superior debido al estrechamiento de la región de premolares y caninos.
Paladar en forma de "V".
Puede presentar ángulos SNA y SNB aumentados (fig. 8).
ANB aumentado (fig. 8).
Patrón de crecimiento hiperdivergente (fig. 8).
Obstrucción de vías aéreas superiores, ya que en muchas ocasiones la clase II puede ser causada por un patrón de hábito de respiración oral.
Perfil de tejidos blandos convexo (fig. 8).
Tercio inferior aumentado.
 
 

Figura 8

 
Objetivos del tratamiento
 
El objetivo del tratamiento de la clase II es obtener las relaciones molares e incisales normales, una excelente función oclusal, así como también la corrección de problemas existentes en los tejidos duros y blandos, para alcanzar una relación neuromuscular balanceada, tanto dentaria como esquelética, que permanezca estable una vez que los aparatos sean retirados.
 
Estrategias de tratamiento
 
Cambio de clase II a clase I, que se logra por el movimiento de los dientes a lo largo del plano oclusal y el tratamiento posterior de la maloclusión como una clase I.
 
Extracciones de primeros premolares superiores y retrusión del sector anterosuperior: este método podría estar contraindicado en la clase II subdivisión 2, debido a la mordida profunda que presenta, ya que de esta manera lo que se lograría es profundizarla aún más.
 
Extracciones de los primeros premolares superiores y de los segundos premolares inferiores, para retraer el sector anterosuperior y llevar el posterior a una clase I molar.
 
En ocasiones, dependiendo de la discrepancia de Bolton, pueden combinarse las extracciones de los premolares superiores con la extracción de un incisivo central inferior. Peck y Peck sugieren que en pacientes adultos con apiñamiento dental severo en la región anteroinferior, mayor de 5 o 6 mm, la extracción de un incisivo inferior debe considerarse como una alternativa de tratamiento.
 
La distalización de molares es la terapia de elección en los casos de mordida profunda con clase II molar, ya que esta distalización tiende a abrir la mordida. La distalización de los molares puede llevarse a cabo con aparatos como el CEOB-1, Péndulo, Pendex, el arco extraoral , open coil, Distal jet, placas Cetlin, etc.
 
El uso de elásticos en clase II es otra de las terapias utilizadas normalmente, a pesar de que algunos autores piensan que éstos pueden causar desórdenes temporomandibulares.
 
Otra opción de tratamiento para este tipo de maloclusión en pacientes en crecimiento con mordida profunda sería el uso de un arco extraoral de tracción cervical, ya que con éste, además de redirigir el crecimiento del maxilar superior, se extruyen los molares superiores y, de esta manera, se abre la mordida.
 
Existen además otras opciones de tipo ortopédico para tratar esta maloclusión, como lo son el regulador de función Frankël II, el Bionator, las placas Plan-As, etc., que tienen muy buenos resultados, ya que se ayudan del potencial del crecimiento del niño; es por esto que para su efectividad deben aplicarse en edades tempranas.
 
En casos en que el retrognatismo mandibular sea muy severo, como en los casos en que presente un ángulo ANB mayor de 8º, la cirugía ortognática es el tratamiento de elección, preparando primero al paciente con una ortodoncia prequirúrgica, en donde se descompensan las arcadas dentales llevando a los dientes dentro de sus bases óseas.
 
Conclusiones
 
El potencial de crecimiento en individuos con maloclusión clase II tiene una gran interés para los ortodoncistas, ya que estas maloclusiones constituyen un porcentaje significativo de los casos a tratar, por no decir que son la mayoría. 

Es por esto que se debe tener muy en cuenta todos los rasgos y las características tanto dentales como faciales y cefalométricas de esta maloclusión, para poder llegar a un buen diagnóstico y proponer un plan de tratamiento adecuado, acorde con las necesidades tanto funcionales como estéticas del paciente. Así mismo, también es importante, dependiendo del estado de crecimiento del paciente, saber escoger la aparatología y mecanoterapia a aplicar.


2 de noviembre de 2004

Dra. Adriana Cecilia Natera Marcote
Residente de la Especialidad de Ortodoncia en el CEOB
adriananatera@hotmail.com

Dr. Alejandro Rocha Saldaña
Instructor del CEOB
Ortodoncista

Dr. Esequiel Eduardo Rodríguez Yáñez
Coordinador del CEOB
Ortodoncista
erodrigz@hotmail.com

Dr. Rogelio Casasa Araujo
Director del CEOB
Ortodoncista

 

Centro de Estudios de Ortodoncia del Bajío

 
1. Bennett JC, McLaughlin RP. Mecánica en el tratamiento de Ortodoncia y la aparatología de Arco Recto. Madrid: Editorial Mosby/Doyma Libros; 235-238.

2. Drelich RC. A cephalometric study of untreated class II, division 1 malocclusion. Angle Orthod 1948; 18:70-75.

3. Echarri LP. Diagnóstico en Ortodoncia (estudio multidisciplinario). Barcelona: Editorial Quintessence, 1998; 388-392.

4. Graber TM. Ortodoncia teoría y práctica. 3.ª ed. México: Editorial Interamericana, 1974; 219-221.

5. Bishara SE, Jakobsen JR. Changes in dentofacial structures in untreated class II, division 1 and normal subjets: A longitudinal study. Angle Orthod 1997; 1:55-66.

6. Renfroe ER. A study of the facial patterns associated with class I, class II, division 1, and class II, division 2 malocclusions. Angle Orthod 1948; 18:12-15.

7. Ricketts RM. A study of change in temporomandibular relations associated with the treatment of class II malocclusion. Am J Orthod 1952; 38:918-933.

8. Viazis A. Atlas de Ortodoncia (principios y aplicaciones clínicas). Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 1995; 287-291.

9. MacNamara J, Brudom WL. Orthodontics and Dentofacial Orthopedics. Estados Unidos: Editorial Need Ham Press, 2003.

10. Smith R, Davidson W. Incisor shape and incisor crowding: A re-evaluation of the Peck and Peck. AJO 1982; 82:231-235.

11. Sedeño M, Arreguin S. Clase II división 1 (Clase II y Clase III en la población mexicana). Visión Dental 2004; 1(1).


Autor de este artículo: Dra. Adriana Cecilia Natera Marcote

Certificado de publicación - Ver ficha personal del autor

Arriba

Ir a versión para imprimir Recomendar este artículo a un conocido Valorar el artículo Opinar sobre el artículo


 Estado del visitante
 Ahora se encuentra
sin identificar


 · Si aún no se registró,
    REGÍSTRESE AQUÍ

 · Si ya lo está y
  dispone de claves,    IDENTIFÍQUESE AQUÍ

 · Si olvidó sus claves,
    RECUÉRDELAS AQUÍ
 
 Información del portal

 Artículos y casos: 1110
 Autores: 199

 Visitantes: 36
 Anónimos: 36
 Registrados: 0


| Aviso legal | Registrarse o cambiar datos | Limitación de responsabilidad |
| Acerca de Geodental | Normas de publicación | Comité editorial | Añadir enlace |
| Recursos en su web | Tarifas | Notas de prensa | Ayuda | Modalidades de usuario |

Geodental Punto Comunicación S.L.
ISSN: 1697-3194

_PAGEGENERATION 0.160 _SECONDS